Los enemigos del procés son la Guardia Civil y Ciudadanos

Alucinan las defensas, alucinan los acusados con la puta Guardia Civil. Balbuceos. Nerviosismo mal controlado»

No sé… pero me da que cuando Oriol Junqueras declaró aquello de “amo a España, a la gente, a su lengua, su cultura… ” no pensaba precisamente en la Guardia Civil. Tampoco me cabe duda que el testimonio de alguno de sus agentes en el juicio del Tribunal Supremo no ayudará a disminuir la brecha, qué digo, el barranco afectivo que les separa. Al resto de golpistas, ya ni les cuento cómo les pone el verde.

El testimonio de varios agentes de la Guardia Civil en el Tribunal Supremo, en relación con la causa que se sigue contra los golpistas catalanes, desbarata el amarillento relato kumbayá que venden los capos, los violentos, a los periolistos y periolistas del régimen, los payasetes del bon rotllet, los mequetrefes, y los rufianes y tonisoleres del régimen nacional-separatista.

Alucinan las defensas, alucinan los acusados con la puta Guardia Civil. Balbuceos. Nerviosismo mal controlado. Los letrados, incómodos con los testimonios que apuntan a rebelión, evitan alargar un interrogatorio que desmonta el relato de sus clientes. Y es que no. Que por mucho que insistan los medios en calificar de extravagantes y surrealistas (elnacional.cat), de exagerados o directamente falsos (ara.cat) dichos testimonios, los agentes han vivido en primera persona la violencia y el odio separatista. Alucinan las defensas de los golpistas, alucinan los acusados con la 'puta' Guardia Civil Clic para tuitear
Ellos, que además son autoridad, la han sufrido en el ejercicio de su labor profesional siguiendo el mandato judicial. La han soportado en y desde las propias instituciones públicas en las que intervenían. La han sufrido por parte de empleados públicos, incluidos miembros de la policía autonómica, y de las masas convocadas por las factorías del odio (ANC, Omnium, TV3...) en forma de desprecio, insultos y escupitajos sazonados con cánticos y claveles, cuando no a golpe de vallas y pedradas o a manos de los cabrones del Fairy.

Desgraciadamente, a ese grupo de golpistas que juegan con la vida de 7 millones de catalanes le sucederán otros ante la pasividad-complicidad del PSOE y su gobierno, como antes la tuvo del PP. Y, si la aritmética parlamentaria lo permite, Pedro Sánchez no tendrá el menor escrúpulo en aumentar la sumisión al nacionalismo catalán que ya acumula su mochila.

En consecuencia, visto lo visto, creo que el voto en las elecciones del 28-A debe definirse, fundamentalmente, en clave económica y catalana. De acuerdo con la primera, los populares tienen todo el crédito; según la segunda, si tenemos en cuenta que los grandes enemigos del procés son la Guardia Civil y Ciudadanos, la cosa está también clara.

José Simón Gracia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.